El libro azul

Estándar
El Proyecto del Libro Azul se refiere a estudios realizados sobre ovnis por parte de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) y recopilados en dicho archivo titulado “El libro azul”.  Se cree que comenzó en 1952 y se encontró activo hasta 1970. El objetivo del Proyecto Libro Azul era supuestamente determinar si los ovnis son una amenaza para la seguridad mundial. En el libro azul, se recogieron, se analizaron y se archivaron miles de informes y reportes sobre los OVNIS.
el libro azul

Proyecto Libro Azul

El jefe del proyecto fue el capitán Edward J. Ruppelt y según él, en 1951, generales de alto rango de la USAF que hacían investigaciones ovni de las Fuerzas Aéreas que desmantelaron el Proyecto Grudge y, lo sustituyeron por el Proyecto Libro Azul. En total, se dice que el libro azul recopiló 12,618 informes de ovnis, y se concluyó que 701 casos fueron totalmente inexplicables. Los informes fueron archivados y están disponibles bajo la Ley de Libertad de Información, pero los nombres de los testigos y otras informaciones personales han sido eliminados.
Ruppelt acuñó el término “ovni” (de UFO) para sustituir a “platillo volador“. Dejó las Fuerzas Aéreas y escribió el libro The Report on Unidentified Flying Objects, que describía el estudio por parte de la USAF entre 1947 y 1955. El astrónomo Allen Hynek trabajó para el proyecto hasta su conclusión y creó el concepto de “encuentros cercanos” y a pesar de ser escéptico, con los informes se convenció de que los OVNIS existen.
El Comité Robertson y sus investigaciones, condujeron a la CIA a establecer un comité científico de físicos, meteorólogos, ingenieros, y astrónomos, todos encabezados por el doctor Robertson, un físico del Instituto Tecnológico de California. El comité presentó las mejores pruebas que habían sido recogidas por Libro Azul, incluyendo una filmación.
Recomendaron a las Fuerzas Aéreas ridiculizar el fenómeno y proponer explicaciones convencionales. La opinión pública debía de ser controlada mediante un programa de espionaje. Muchos ufólogos creen que estas recomendaciones son la base de la política de las Fuerzas Aéreas en cuanto al fenómeno ovni.

Consecuencias del comité Robertson

En su libro, el Señor Ruppelt describió la desmoralización del personal de Libro Azul al eliminar la investigación, de sus funciones tras la formación del comité. Los casos no resueltos debían ser clasificados, para mantenerlos lejos de la opinión pública; y por el riesgo para la inteligencia o la seguridad nacional, estos casos se eliminaron del programa del Libro Azul, que fue relegado a estudiar los informes más simples.
El Proyecto Libro Azul cayó inevitablemente y nunca resurgió.

Informe especial nº 14 del Proyecto Libro Azul: Los casos considerados excelentes típicamente implicaban a testigos experimentados, como pilotos comerciales y personal militar entrenado, así como múltiples testigos, corroborando las afirmaciones con pruebas, como detecciones de radar, fotografías u otro tipo de material tangible.

Las observaciones fueron clasificadas mediante seis características diferentes: color, número, duración de la observación, resplandor, forma y velocidad; y luego éstas características, fueron ajustadas a los casos explicables e inexplicables.
Los resultados:
  • 69% de los casos se encontraron explicables o identificables
  • El 35% de los casos excelentes fueron considerados “desconocidos”.
La conclusión del informe definitivo del Instituto Battelle declaró era “sumamente improbable que cualquiera de los informes de avistamientos de objetos no identificados represente acontecimientos tecnológicos fuera de la gama de conocimiento actual“. .

Conclusiones oficiales del Proyecto Libro Azul

El Proyecto Libro Azul declaró que las observaciones de ovnis fueron generadas debido a:
  • Histeria de masas.
  • Individuos que inventan casos fraudulentos para buscar publicidad.
  • Personas con psicopatologías.
  • Malinterpretación de varios objetos convencionales.
Desde 2003, la USAF ha indicado públicamente que no hay ningún proyecto inmediato para restablecer programas de estudio ufológicos oficiales del gobierno. Estas conclusiones oficiales de las Fuerzas Aéreas contradicen las que obtuvo su propio comisionado en el Informe Especial 14 de Libro Azul. Los factores psicológicos y los fraudes en realidad constituyeron menos del 10% de todos los casos. Los mejores casos… permanecieron no resueltos.

Postura oficial de la USAF acerca de los ovnis

Las conclusiones del Proyecto Libro Azul eran:
  • Ningún ovni sobre el cual hayan investigado las Fuerzas Aéreas ha supuesto ningún tipo de amenaza a la seguridad nacional.
  • Las Fuerzas Aéreas no han encontrado ninguna prueba de que las observaciones clasificadas como “no identificadas” representen objetos o principios tecnológicos que vayan más allá de los conocimientos científicos de la época.
  • No ha habido ninguna prueba que indique que las observaciones clasificadas como “no identificadas” fueran vehículos extraterrestres.

Sin embargo, lo más importante del caso del LIBRO AZUL, es que la mayoría de los ufólogos creen que se siguen escondiendo muchas cosas. Verdades escondidas sobre un libro misterioso que tal vez algún día devele todos sus secretos…

Hay un número significativo de universidades y organizaciones científicas que han analizado fenómenos ovni durante reuniones periódicas y seminarios. El interés y la revisión oportuna de informes ufológicos por parte de grupos privados asegura que las pruebas auténticas no sean pasadas por alto por la comunidad científica.

Recopilación de datos: Wikipedia  y  expedientesovnis.blogspot.mx/

Leave a Reply